PERFIL DEL DOCENTE

  • Preocuparse permanentemente por la creación, fomento, práctica de valores sociales, espirituales, éticos, morales y democráticos.
  • Atender y compartir sus conocimientos con la mas alta pedagogía y sentido altruista.
  • Colaborar en el crecimiento, formación y desarrollo integral de los niños y niñas.
  • Ser dinámico, alentador, creativo, recursivo, investigador y amable, para fomentar relaciones de cordialidad y conocimiento dentro del aula y fuera de ella.
  • Ser auténtico e interesado por los niños y niñas; conducirlos como personas a crear y asumir posiciones positivas frente a la vida.
  • Ser amante de su profesión e inquieto por aprender y engrandecer su nivel de conocimiento.
  • Que inspire confianza por su sentido de responsabilidad, manejo de grupo y buen trato para sus estudiantes, compañeros y demás personal de la comunidad educativa.
  • Estar comprometido con el sentido de justicia y honestidad profesional y personal.
  • Preservador del entorno y promotor del ciudadano que debe darse a los recursos naturales y a la tierra como espacio del hombre.
  • Debe ser orgulloso der ser ciudadano colombiano y modelo en sus estudiantes del respeto por los valores patrios.
  • Debe estar interesado por los avances tecnológicos y la adquisición de un segundo idioma, para consolidar procesos de aprendizaje en sus estudiantes.
  • Estar dispuesto siempre a participar en las actividades de beneficio común, propuestas por la institución.

PERFIL DEL PADRE DE FAMILIA

  • Que se identifique con la filosofía y la política de la institución.
  • Que ayude a sus hijos a desarrollar una imagen positiva de sí mismos: Autoestima adecuada, a través de la valoración de sus habilidades intelectuales, sociales y físicas.
  • Que promueva relaciones estables, amorosas y respetuosas entre los miembros de la familia.
  • Que sea consciente de la necesidad de la autoridad fomentada en el diálogo, el respeto y amor por sus hijos como persona. Un padre y una madre que se expresen y permitan que sus hijos también lo hagan.
  • Que cuide de sí mismo evitando ingerir bebidas alcohólicas, fumar o consumir sustancias alucinógenas.
  • Que comprenda que el desarrollo espiritual se fundamenta en la vivencia del amor en el hogar, pues los jóvenes sólo pueden abrirse a Dios, al amor, a la misericordia y al perdón, en la medida en que los experimenten en sus relaciones familiares.
  • Que promueva una disciplina que conduzca a la autorregulación, sin sobreprotección ni represión basada en el respeto y el bien común.
  • Que se comunique con el docente respetuosa y oportunamente.
  • Que asigne responsabilidades a sus hijos de acuerdo a su edad.
  • Que dé la oportunidad a sus hijos de ser personas únicas y especiales, reconociéndoles el derecho de ser ellos mismos.
  • Que centre siempre sus correcciones en el comportamiento del joven, orientándolo hacia su bienestar y no en su valor como ser humano.
  • Que facilite un excelente ambiente de estudio para su desarrollo intelectual, mediante el ejemplo, la investigación y la comunicación.
  • Que promueva en su hogar una imagen positiva de la Institución para que el estudiante se sienta feliz de pertenecer a ella.
  • Que se preocupe por la formación afectivo-sexual de sus hijos mediante la vivencia cotidiana del amor, la fidelidad, el perdón, el respeto y la tolerancia.
  • Que fomente en sus hijos el amor a la naturaleza.
  • Que entiendan que para estimular en sus hijos la creatividad, son básicas la confianza y la libertad.
  • Que se sienta directamente responsable y comprometido en la formación de sus hijos, ya que la Institución es colaboradora de su desarrollo integral.

PERFIL DEL ESTUDIANTE

  • Personas auténticas, impregnadas de su Santandereanidad y Colombianidad, con capacidad de transformar y mejorar su entorno social.
  • Que asuma con responsabilidad los retos que se presenten.
  • Seres humanos dispuestos a servir, llenos de valores éticos y con gran conciencia de que el desarrollo espiritual es el camino ideal para disfrutar y compartir.
  • Capaces de enfrentar los retos que la vida les presenta, para salir adelante llenos de optimismo, entusiasmo y alegría.
  • Aptos para ejercer su fantasía, libertad y autonomía, preguntando, expresando lo que siente, piensa o necesita, indagando y proponiendo.